¿Por qué hablar de transformación digital para la gestión del talento en la Era de la digitalización o de la información, definida por los expertos en la época contemporánea? Y ¿qué impacto tiene o tendrá este fenómeno en nuestras organizaciones, en nuestros negocios y nuestras personas?

La Era de la Información es el nombre que recibe el período de la historia de la humanidad que va ligado a las tecnologías de la información y la comunicación. El comienzo de este período se asocia a la revolución digital, o como personalmente me gusta nombrarlo evolución digital, porque los inventos más importantes y que han cambiado nuestras vidas cotidianas y profesionales han sido Internet, los móviles y las tecnologías de la información. Y es así como nos separaríamos del siglo pasado y entraríamos en una nueva época.

La transformación digital se ha convertido en un proyecto estratégico que está en la agenda y en los planes de todas las empresas por ser factor clave de supervivencia, centrada en el desarrollo o creación de nuevos productos, nuevos servicios, nuevos procesos, nuevas formas de atacar el mercado, nuevos territorios, nuevas y renovadas campañas de marketing, nuevas formas de sorprender a sus clientes y competidores… pero son las personas, y sólo las personas, las que van a realizar y llevar a cabo todos estos retos.

¿Qué planes de transformación digital existen o están previstos en las empresas para gestionar, identificar y fidelizar a su colaborador, a su más preciado cliente?

El avance digital constituye un imperativo estratégico de primer orden para diferenciarnos y crear un valor competitivo fundamental centrado en el desarrollo de talento. Trabajando en este camino se incrementa la posibilidad de afrontar con éxito los escenarios volátiles, de incertidumbre y complejos, alcanzando cuotas internas más altas de productividad, motivación, trabajo en equipo e identificación con la compañía.

Proponemos 5 claves para realizar con éxito la transformación digital para la gestión del talento:

1) Influir en el estado de ánimo de nuestros colaboradores (trabajadores) a través de la comunicación con tecnología y herramientas adecuadas, construyendo un plan de comunicación enérgica y positiva que nos ayuda a conectar personas y negocio.

2) Convertir los datos en información valiosa para la toma de decisión empresarial.

3) Movilidad: disponer de la información de forma adecuada, en cualquier lugar y en cualquier momento es un aspecto nuclear en aquellas empresas que quieran obtener una diferenciación en su gestión; por ejemplo, la información a través de un Smartphone.

4) Saber seleccionar la tecnología que atiende a mis metas empresariales actuales y futuras, así como la integración con los sistemas; las herramientas en Cloud son una apuesta segura en este tipo de entornos y, en especial, en los que están por llegar.

5) Elección de la solución (herramienta) más adecuadas y completas para gestionar los recursos humanos de las empresas, flexible y configurable con los procesos y protocolos que viven en las organizaciones.

Es por todo lo anterior que en Softland hemos construido la gestión modularizada de datos, convirtiéndola en información a través del ciclo de vida del colaborador dentro de cada una de las empresas, y poniéndola al servicio de los diferentes actores protagonistas de las organizaciones: la empresa, los líderes y los colaboradores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies